La portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), Ravina Shamdasani, expreso hoy desde Ginebra, la preocupación del Alto Comisionado por la situación de privación de libertad de 59 ciudadanos colombianos, quienes se encuentran recluidos en celdas de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) desde el año 2016 sin cargo alguno.

“Estamos profundamente preocupados por la detención de 59 ciudadanos colombianos que han estado recluidos sin cargos en Venezuela durante más de dos años. Los detenidos […] están recluidos en una celda en el centro de detención de La Yaguara en Caracas. Según los informes, las condiciones son extremas, y los detenidos no tienen acceso suficiente a alimentos, agua y medicamentos. Se cree que muchos de los 59 hombres están enfermos. Un prisionero, William Estremor, quien, según se informó, estuvo gravemente enfermo durante varios días, fue llevado a la sala de urgencias de un hospital”. Luego se informó que fue trasladado a una pequeña enfermería en los locales de los servicios de inteligencia nacionales en Caracas. No tenemos una actualización actualizada sobre su condición”, expresó la portavoz durante una conferencia de prensa realizada a primera hora de este lunes.

La oficina del Alto Comisionado hizo un llamado al gobierno para que garantice el respeto a la integridad física y la vida de las personas privadas de libertad que padecen complicaciones de salud derivadas de las condiciones y el largo tiempo de reclusión. Instamos a las autoridades venezolanas a garantizar que este detenido reciba la atención médica necesaria y que, en todo el sistema penitenciario, se garantice a los reclusos el acceso a medicamentos y tratamientos médicos adecuados”.

Los 59 colombianos fueron detenidos en el marco de la ejecución del Operativo de Liberación del Pueblo (OLP), una serie de redadas policiales y militares realizadas por el gobierno de Maduro entre los años 2015, 2016 y 2017 que generó centenares de denuncias de violaciones de derechos humanos que van desde ejecuciones extrajudiciales, allanamientos ilegales, deportación masiva y sumaria de ciudadanos de origen colombiano y detenciones arbitrarias, entre otros. Sobre estos 59 detenidos no pesa imputación alguna por parte del Ministerio Público y en noviembre de 2017 el Juzgado 27º de Primera Instancia de Control de Caracas otorgó la libertad plena a los 59 detenidos. A pesar de ello, estos ciudadano permanecen secuestradas por el Estado, debido a que no fueron imputados o porque el tribunal que conoció la causa aprobó su excarcelación y funcionarios del centro de reclusión se negaron a liberarlos.

La portavoz de la OACNUDH hizo un llamado al gobierno venezolano para que acate la orden del tribunal de la causa y se libere inmediatamente a los 59 colombianos detenidos injustamente. “Hacemos un llamado a las autoridades venezolanas para que cumplan con esta decisión y las liberen”, finalizó.


Prensa Provea con información de la OACNUDH