Amnistía Internacional divulgó este jueves un nuevo informe sobre Venezuela titulado: “Esto no es vida. Seguridad ciudadana y derecho a la vida en Venezuela”, en el que aborda la problemática de la criminalidad y la violencia institucional en el país, y su impacto en los altos índices de muertes ocurridas en los últimos años.

De acuerdo al reporte, la organización determinó que el Estado venezolano “es responsable de la violación del derecho a la vida y a la integridad personal de cientos de víctimas, en dos niveles: el primero de ellos debido a que el Estado no ha podido garantizar el derecho a la vida en un contexto de violencia entre particulares; el segundo nivel: porque el Estado ha implementado medidas represivas, con racionalidad bélica, para atender la situación de delincuencia, lo cual ha ocasionado graves violaciones a derechos humanos y en especial ejecuciones extrajudiciales”.

Amnistía Internacional revela en este trabajo que las políticas represivas se traducen en la criminalización de la pobreza y están lejos de constituir mecanismos efectivos para la prevención y reducción de la criminalidad. En el trabajo, AI refleja el uso excesivo y desproporcionado de la fuerza letal por parte de agentes de seguridad venezolanos, en contra de sectores sociales excluídos y en situación de vulnerabilidad, lo cual ha generado un incremento sustancial en el número de víctimas de muertes violentas en el país.

Descarga el Informe completo AQUÍ

AMR5389752018SPANISH

Prensa Provea con información de Amnistía Internacional