En entrevista para la alianza Provea –TalCual, el director del portal micondominio.com, Elías Santana, explicó cuál puede ser la motivación de adelantar el censo nacional, e hizo un llamado a la población para que no participen en un conteo que fue adelantado dos años por motivos desconocidos que pudiesen ser elaborados para beneficiar al gobierno en los circuitos electorales. 

Elías Santana, presidente de Micondomio.com

La convocatoria al 15° censo nacional para este año realizada por el ministro de Planificación del gobierno de facto, Ricardo Menéndez, ha acaparado la atención de gran parte de los venezolanos. Las dudas abundan por el adelanto dos años del conteo de la población, y la primera interrogante que surge es ¿cuáles son los verdaderos motivos de apresurar el censo?

Elías Santana, director del portal micondominio.com, dirigió una carta al ministro para que aclare las dudas sobre el llamado a censo que por primera vez no será realizado por personal calificado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), sino por milicianos, integrantes del partido Somos Venezuela y miembros del poder popular; sin embargo, hasta ahora no han recibido una respuesta oficial.

-¿Se conoce cuál fue el motivo que llevo al Gobierno a adelantar el censo dos años antes de lo que corresponde? 

-En nuestra carta al ministro Ricardo Menéndez también le preguntamos cuál es la razón del apuro en realizar el censo. Le preguntamos por qué no en el 2021, por qué no se había convocado al INE y a toda su estructura nacional, y lo tercero que le preguntamos es por qué se había anunciado que milicianos, miembros del poder popular y los activistas del partido Somos Venezuela serán los empadronadores. Ese es el contenido de nuestra carta.

En el año 2011 hubo un censo y en las comunidades había cierta resistencia y justamente fue micondominio.com que escribió y habló en los medios de comunicación afirmando que era el Instituto Nacional de Estadísticas quien realizaría el censo, funcionarios seleccionados, los cuales si no los querían recibir en los apartamentos, que los recibieran en la parte de abajo de los edificios para responder. Y así pasó

En ese momento cooperamos en lo que pudimos porque un censo es sumamente importante. Del censo dependen las decisiones en políticas públicas, en salud, en educación, entre otras…

-¿Para qué sirve el censo?

-A partir de esos datos se determina el situado constitucional, que son los montos de los fondos públicos nacionales que van a los estados y municipios. En segundo lugar, con los datos del censo, los expertos hacen las circunscripciones, los circuitos electorales y así se determina el número de parlamentarios y concejales por cada estado. Todo eso depende del censo.

-¿Serían las elecciones parlamentarias a celebrarse en 2020 la motivación del Gobierno a realizar el censo este año?

-Hay una alta probabilidad de que el apuro tenga que ver con que el año que viene es un año de elecciones parlamentarias; independientemente del diálogo en Barbados o de la mesa de diálogo, porque eso está previsto en el ordenamiento jurídico. Entonces, quien hace los circuitos puede influir determinantemente en el resultado del proceso electoral, eso incluso se estudia en Ciencia Políticas. Determinando que en cierto lugar hay una mayoría de determinado color, se puede decidir picar ese circuito en dos y pasar a ser dos minorías y que no ganen, por ejemplo.

Quien hace circuitos, en buena medida puede influir en los resultados electorales. Pudiera ser que eso de hacer un censo apresurado, únicamente con funcionarios que provienen de parcialidades políticas, con unos empadronadores parcializados políticamente, que reciben instrucciones por estar en estructuras verticales tenga que ver con la elaboración de los circuitos de cara a las elecciones del año que viene.

Es muy probable que los resultados del censo se estén elaborando en alguna oficina, viendo cuáles van a tener que ser para que eso influya en la elaboración de los circuitos. El anuncio del ministro Menéndez es algo que el mundo político venezolano debería ver con mucha preocupación. Esto puede vulnerar la voluntad electoral de la población venezolana si se adulteran los circuitos electorales.

-¿Cuál es el llamado a la población con respecto al censo este año?

– En este caso, el censo no se está realizando cuando toca, eso podría llevarnos a suponer que el objetivo no es el censo sino que hay un trasfondo de carácter político que va a desvirtuar los datos. Segundo, no lo está llevando acabo el INE, tampoco se están usando los mecanismos que usualmente se utilizan que es una preparación de años, selección transparente y profesional con los empadronadores y un largo proceso de entrenamientos de años para quienes van a ejercer esas funciones. Nada de eso se está haciendo. Tercero, quienes han anunciado que van a ejercer el empadronamiento no están facultados legalmente, ni están capacitados para eso. Tampoco hay elementos para confiar en el manejo de la información. Por eso, de acuerdo con el artículo 61 de la Constitución que habla de la objeción de conciencia, se puede desconocer una determinada instrucción oficial. Eso se hace sin violencia y en el marco de la ley porque se desconoce la autoridad de esa persona para solicitar información; desconozco su condición para ser aceptado en mi comunidad y mucho menos que pretenda ingresar a mi vivienda para solicitarme información que es de carácter confidencial, y que no estoy obligado a dársela a un tercero a menos que fuese un funcionario del INE.

En tercer lugar hay que reconocer que 5 millones de venezolanos están fuera del país, de todos los estratos sociales, y se sabe que hay gran cantidad de habitaciones y casas vacías, esto afecta a la clase media y a los sectores populares, porque en Petare también hay viviendas vacías que están siendo cuidadas por vecinos o familiares, y eso atenta contra el derecho humano a la propiedad, un bien que se ha adquirido con el trabajo.

-¿Cuál es el llamado para los venezolanos que están en el exterior que sienten miedo de que con el censo les puedan quitar sus propiedades?

-A esos venezolanos les digo que deben apoyar la organización de su comunidad. Te puedo asegurar que 9 de cada 10 casos de venezolanos en el exterior se han portado muy bien porque los que estamos aquí pagamos cuotas en bolívares o pequeñas cuotas en dólares, pero cuando viene una cuota grande en dólares, la diáspora ha tenido un comportamiento muy solidario porque ellos entienden que es su propiedad, no quieren que se deprecie y están apoyando a su junta de condominio que es la que le garantiza que no venga nadie a invadir.

La primera recomendación para ellos es que mantengan la serenidad, que sepan discernir para cuando les lleguen fotos y audios con origen desconocido; para dudas pueden escribir a info@micondominio.com para que confirmemos la información y para darles los protocolos de reacción: tener un listado de medios de comunicación que pueden atender esta situación, conocer los entes de derechos humanos, entes policiales, tener a mano los teléfonos de la Fiscalía y de la Defensoría para activarlos en caso de que haya una emergencia con respecto al censo.

-¿Realmente comenzó el censo?

-Estamos esperando que haya un acto jurídico, un acto administrativo porque no se puede poner en marcha una maquinaria como la del censo solamente con una rueda de prensa. Tiene que haber un decreto, una resolución ministerial, un marco jurídico y en el momento que ese marco jurídico se publique, nosotros lo estudiaríamos para demandar su nulidad inmediatamente.

El ministro Menéndez dijo que el censo se iba a iniciar en una experiencia piloto en el municipio Libertador, de Caracas, pero entiendo que todavía no se ha desarrollado, y una experiencia piloto en el estado Lara, donde el ministro Menéndez aparece con la gobernadora Carmen Meléndez en el proceso de formación de 120 milicianos como empadronadores y, paralelamente a eso, algunos altos funcionarios han hablado de la misión “Ubica tu casa”, que implica ir a una residencia que esté vacía para intentar ocuparla.

Afortunadamente, hemos tenido información fidedigna de casos aislados o pequeños grupos de funcionarios públicos que intentan aprovecharse de una situación de debilidad.

-¿Cuáles serían las instancias nacionales e internacionales para denunciar el caso e intentar detener el censo?

-Si el ministro no responde, la primera instancia para denunciar el caso es la Asamblea Nacional, a ellos le dirigiríamos una carta pidiendo que el Parlamento haga una investigación sobre ese comportamiento del poder Ejecutivo.

Luego está la Defensoría del Pueblo; alguien podría calificar de muy inocente que yo me refiera a la Defensoría porque su actuación ha sido muy escasa, muy gris, prácticamente silenciosa ante los desmanes del Ejecutivo nacional, pero iríamos a esa instancia a presentar toda la documentación porque en condiciones normales, en democracia, debería movilizarse ante la posibilidad de que unos milicianos armados toquen la puerta para solicitarme información confidencial. Y si hubiese una resolución, iríamos al Tribunal Supremos de Justicia (TSJ).

En este caso siento que hay una disposición de la ciudadanía de no dejar entrar a estas personas a realizar el censo. Creo que hay que agotar las instancias nacionales. Hay que hacerle entender al Ejecutivo que esto puede generar un nivel de conflictividad que la sociedad venezolana no merece y agotado todo esto, la comunidad internacional. Afortunadamente, la comunidad internacional tiene una cercanía y está muy pendiente de lo que acontece en Venezuela, hacerles conocer en el corto plazo esta actuación irregular.

El censo puede verse como una fuente de amedrentamiento para decir: “te tenemos pillado, sabemos que tienes habitaciones vacías, sabemos que tu hijo se fue y su casita está libre, cuidado, no se resbalen. Tenemos un código QR y cualquiera de nosotros puede saber información confidencial”.

-¿Qué pasaría con la sociedad venezolana si se levanta un censo con cifras que no son confiables, si la mayoría de las personas no ofrecen sus datos?

-Ese censo sería deslegitimado por la mayor parte de la población y por la institucionalidad internacional. Obviamente, algún funcionario enloquecido puede insistir que esos son los datos y puede intentar crear con eso unos nuevos circuitos electorales; pero se abstendrán a las consecuencias. Lo importante de esta actuación mesurada y paso a paso de las organizaciones ciudadanas es que todo va quedando registrado. En otras condiciones de país, ya el ministro Menéndez hubiese cursado una invitación a los representantes de micondomio.com y hubiésemos sido recibidos por unos funcionarios. En este caso, todavía no ha sido así, pero vamos a dar el beneficio de la duda de que en cualquier momento pudiese haber una respuesta del ministro Ricardo Menéndez. Sino, supongo que el poder Legislativo debería citarlo.

-¿Qué significa que quienes no se censen queden por fuera del sistema de información y simplificación de trámites?

-El ministro insistió que el énfasis es inmobiliario y eso llama la atención porque tiene que ver con los 5 millones de venezolanos fuera del país, con sus bienes y propiedades que podrían estar desocupadas. Él (Ricardo Menéndez) decía que en vez de la célebre etiqueta que decía “censado”, iba a haber una etiqueta con un código QR, pero eso aquí es motivo de preocupación porque puede ser una herramienta de coacción política, de vigilancia porque estamos en unas condiciones muy particulares y el ministro decía que gracias a esa cédula inmobiliaria los habitantes de esa casa iban a tener una facilidad en los trámites. Pero no es algo que nos preocupe a ningún venezolano: me preocuparía mucho más darle información privada sobre mi familia, mis ingresos o de mis bienes a un miliciano, a integrantes de Somos Venezuela o del Partdido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que no tener un beneficio en la celeridad de determinados trámites.


Elías Santana es el director ejecutivo de la organización no gubernamental MiCondominio.com, que presta asesoría legal y estimula la gobernabilidad residencial mediante talleres de formación. Además, es el director de la Escuela de Ciudadanos, asociación sin fines de lucro, centro de servicios de capacitación, información, asesoría, articulación e iniciativas entre vecinos y juntas de condominios.

Santana aseguró que en los próximos días publicarán una guía en la página de micondominio.com para informar a los venezolanos cómo actuar frente al censo.

Luna Perdomo para la alianza Tal Cual-Provea