El lunes 16 de septiembre arrancó el año escolar 2019-2020, todo por orden del ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, quien aseguró que en el primer día de clases, 8 millones de niños habían retornado a las escuelas. Sin embargo, el sector educativo no escapa de la emergencia humanitaria compleja, siendo fuertemente golpeado y olvidado por el gobierno de facto de Nicolás Maduro.

En entrevista para la alianza Provea – TalCual, la secretaria de la Federación Venezolana de Maestros, Gricelda Sánchez, afirmó que este año escolar es uno de los más duros en la historia de Venezuela, con más de 90% de abandono en aulas de maestros por precarias condiciones y la gran ausencia de estudiantes solo en la primera semana de clases, sumado a la compleja crisis que vive el país y la situación alarmante de las escuelas públicas.


La maestra y secretaria de Reclamos de la Federación Venezolana de Maestros, Gricelda Sánchez, explicó para la alianza Provea – TalCual que este es el año escolar más duro en los últimos años, escenario que pone en riesgo el futuro de la educación venezolana.

–¿Cómo se vivió la deserción los primeros días de este nuevo año escolar? 

–Durante esta primera semana de clases más del 90% de los maestros no se presentaron en  las instituciones, esto es un balance a nivel nacional, nosotros tenemos reportes que las aulas quedaron vacías, ni los maestros ni los estudiantes se presentaron; no tienen para el pasaje, están sin comida.

La deserción aumentó fuertemente, cerramos el año escolar 2018-2019 con un deserción de estudiantes del 60%, pero estos primeros días quedó en evidencia cómo se agudizó, incluso les puedo decir que en la parroquia El Paraíso de Caracas, en la Cota 905, de 2300 estudiantes solo se presentaron 97 en toda la semana.

–¿Por qué los maestros deciden dejar las aulas?

–Hay un alto índice de deserción del sector de maestros, todo se debe a que muchos se han ido del país y otros se quedaron pero están trabajando en otras áreas; hay renuncias masivas, hay despidos masivos porque simplemente dejan de impartir clases, porque lamentablemente con ese sueldo que estamos devengando no hay soluciones.

En el sector educativo los salarios dependen de una escalafón, pero la situación es tan grave que un docente IV en este momento está ganando 58 mil bolívares quincenales. Un docente de esta categoría, que tiene más de 15 años de servicio y con posgrado, verdaderamente no puede vivir con ese salario.

El docente I, el que menos gana y antes ganaba siete salarios mínimos; en este momento ningún docente, ni el nivel VI que es la máxima categoría, gana más de dos salario mínimos, y los jubilados igual; Estamos sin seguro de Hospitalización, Cirugía y Maternidad, sin servicio funerario, es grave la situación que tenemos en el sector.

–¿Cuáles son las condiciones de trabajo de los maestros?

–Las escuelas en el piso, más del 70% de las instituciones con problemas de luz, de agua, gran parte de las escuelas están paradas, más del 80% no tienen agua potable, es una tragedia histórica lo que está ocurriendo en nuestro sector. 

–¿Para qué alcanza hoy en día el salario de un docente?

–Para comprar plátano y si acaso un kilo de harina de maíz, sin quedarte nada para trasladarte a la escuela, ni siquiera se puede comprar un kilo de carne, menos un cartón de huevos. No se puede comer con ese salario. 

–Desde que comenzó el año hemos visto a los educadores en la calle exigiendo reivindicaciones laborales, ¿cuál es la respuesta que han recibido de las autoridades?

–No hemos recibido ninguna respuesta por parte del Gobierno. Los presidentes de las federaciones tienen más de ocho meses sentados en una mesa de negociación y ahí no se ha logrado nada. Es una mesa que lo que sirve es para apaciguar la lucha de los trabajadores, pero nosotros definitivamente en este momento estamos ya dispuestos a todo.

Las escuelas están vacías porque simple y llanamente los alumnos y los maestros viven la misma tragedia, porque no tienen comida, porque no tienen pasaje, no tienen zapatos y no tienen ropa, eso es lo que está pasando.

¿La crisis educativa solo afecta a las escuelas públicas? 

–Esta deserción escolar no es solo un tema de la escuela pública, está sucediendo también en los colegios privados, los colegios privados también están vacíos. 

–El Gobierno anunció que debido a la deserción de maestros, este año se implementarán los docentes “express”, ¿qué opinión le merece?

–Ellos dicen docentes express, pero nosotros no los reconocemos como docentes porque para ser docente hay que pasar por una universidad y estudiar. Ninguna de esas personas han sido formadas, son personas que eligieron dirigentes comunales que no saben en muchos casos ni leer, no saben escribir, les dictaron una inducción de 350 horas y los pusieron a dar clases, por supuesto, las comunidades van a rechazar esto. 

Aquí va haber una gran explosión porque nadie va a aguantar que venga cualquiera a darle clase a sus hijos. Estamos hablando de que se están metiendo con la familia venezolana directamente, con las madres y los padres de estos niños y adolescentes que no van a permitir el acceso de estas personas que no están formadas para educar a los niños de este país.

Tampoco vamos a aceptar que entren personas ajenas a la educación a impartir las clases y a que se nos cubra nuestro cargo con gente que no está formada para atender a nuestros estudiantes. Es una irresponsabilidad grandísima y nosotros definitivamente acusamos a Aristóbulo Istúriz, quien diseñó estas políticas públicas que no permiten ni siquiera que los maestros se movilicen a sus aulas.

–¿Cuál es la situación actual de las escuelas públicas del país? 

–Estamos en un paro histórico, un paro convocado por Aristóbulo Istúriz, un paro patronal, donde nosotros definitivamente lo que vamos es a organizar las próximas acciones que vamos a llevar a cabo.

En entrevista para la alianza Provea – TalCual.

Lea también: Docentes protestan por sus derechos y reciben agresiones de colectivos