OCHA/Gemma Cortes


La Oficina de la Organización de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) informó este miércoles que Yemén, Sudán del Sur, Siria y Venezuela, serán los países que requerirán más ayuda humanitaria en 2020 y por lo tanto serán prioridades del organismo que atiende las emergencias y crisis humanitarias a escala global.

En su informe Panorama Humanitario Mundial, OCHA advierte que el próximo año una cifra récord de 168 millones de personas requerirán ayuda humanitaria debido a las situaciones de hambre, migración forzada y graves condiciones de salud, derivadas de conflictos bélicos o políticos o a consecuencia de desastres naturales. De acuerdo al reporte una de cada 45 personas en el planeta necesita ayuda para sobrevivir. Naciones Unidas ha dicho que intentará atender a 109 millones de personas en todo el mundo.

Para los cuatro países priorizados por ONU serán solicitados 29.000 millones de dólares. Yemen, con la más grave crisis humanitaria de acuerdo a la caracterización del órgano, requiere ayuda para atender al 80% de su población. Los conflictos que se desarrollan en Afganistán, Burundi, Iraq, Siria y la República Centroafricana también serán escenarios priorizados por Naciones Unidas en materia humanitaria.

Para Venezuela, ONU requerirá 750 millones de dólares para atender a 3,5 millones de personas dentro del país. El monto necesitado triplica lo proyectado en 2019, y asciende considerablemente si se suman los 1.350 millones de dólares adicionales, requeridos para atender a los migrantes y refugiados venezolanos en las naciones vecinas.

Pese a ello, el coordinador humanitario de ONU, Mark Lowcock, advirtió que la crisis en Venezuela es una de las menos financiadas debido a que en 2019 se alcanzó a recaudar apenas el 25% del monto requerido para atenderla.

“Las necesidades superaran sustancialmente los recursos que tenemos y por eso tenemos un llamamiento mucho más grande este año. Las agencias humanitarias están presentes y trabajando en Venezuela, pero lo que les impide hacer más trabajo para salvar vidas es la falta de fondos […] Para 2020 el número de personas que necesitan ayuda se proyecta que aumente dado que la infraestructura básica de servicios sigue deteriorándose”, destacó Lowcock.

Contenido relacionado:

Yemen, Sudán del Sur y Venezuela: los tres países con más alto riesgo para su seguridad alimentaria y agricultura según la FAO

FAO: Subalimentación en Venezuela se cuadruplicó entre 2016 y 2018

Venezuela cayó dieciséis puestos en el Indice global de Desarrollo Humano