Este lunes, ciudadanos, organizaciones y movimientos sociales que participan en el espacio denominado “Diálogo Social” manifestaron su apoyo a un acuerdo pacífico y negociado como vía para avanzar hacia la construcción de una solución a la crisis que atraviesa Venezuela. 

Como resultado de una dinámica entre diversos actores de la sociedad civil, y redes de consulta con más de 200 organizaciones de Diálogo Social, Deborah Van Berkel, presidenta de Sinergia, afirmó que el acuerdo debería tener todos los espacios políticos institucionales representados para poder encontrar una verdadera solución, además, el respeto a los derechos humanos y a las instituciones, apuntando al restablecimiento del sistema democrático a través de unas elecciones presidenciales libres y transparentes que resuelvan la crisis que enfrenta el país, con acuerdos sectoriales respaldados por la Asamblea Nacional que atiendan las necesidades más urgentes del pueblo venezolano.

En el encuentro exhortaron a los actores políticos involucrados a reactivar el mecanismo de negociación promovido por Noruega, rediseñando su composición y funcionamiento, con el fin de facilitar la inclusión de nuevos actores nacionales e internacionales que puedan fortalecer el proceso y que permitan la incorporación de propuestas de todos los sectores de la sociedad.

Acuerdo Sectorial

El director de Convite AC, Luis Francisco Cabezas, informó sobre el primer ejercicio de acuerdo sectorial de cooperación con actores políticos, equipos técnicos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Corporación Andina de Fomento (CAF), para atender la crisis y la reconstrucción del sistema eléctrico nacional con un crédito inicial del CAF de $350 millones. Este proceso de trabajo conjunto ha presentado, según Cabezas, la selección y aprobación de diversos proyectos que requieren atención prioritaria que  beneficiarán inicialmente a ciudadanos de los estados Zulia, Táchira, Nueva Esparta y Miranda.

Rediseño del diálogo

Con respecto al denominado diálogo nacional y los recientes acuerdos del régimen con un sector político opositor, los representantes de Diálogo Social expresaron que la viabilidad de este mecanismo es posible solo si todos los actores políticos están representados, y la voz y propuesta de todos los venezolanos está presente como parte de la mesa de negociación; detallaron que este sistema tiene que ser abierto a todos los actores políticos institucionales y sociedad civil para lograr un acuerdo “no hay acuerdo posible si un sector o grupo queda fuera del proceso” señalaron; afirmaron que la única garantía de que un proceso de ese nivel funcione es que todos los espacios se sientan representados.

Transparencia y voluntad

Mercedes de Freitas, directora de Transparencia Venezuela, enfatizó que a pesar de que el acuerdo sectorial se encuentre en fase de negociación política, las organizaciones sociales instan a las partes a asumir la responsabilidad con voluntad y conciencia del rol que les ha tocado asumir en estas circunstancias. Señaló que los acuerdos sectoriales implican la participación de múltiples actores, capacidades técnicas y la creación de instituciones de gestión ad hoc que garanticen la supervisión de los programas ejecutados. La directora de Transparencia Venezuela expresó que dichos acuerdos exigen la consolidación de mecanismos de contraloría para garantizar la ejecución.

Los voceros finalizaron resaltando que alcanzar este tipo de acuerdos sectoriales  no soluciona la crisis estructural del país, pero de igual forma son necesarios para poder aliviar la crisis de Venezuela.

Prensa PROVEA con información de Observa Democracia.