El 5 de mayo, José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch, hizo pública la carta que dirigió al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para solicitarle que una delegación de la organización que preside pueda visitar a Leopoldo López.

En la carta, Vivanco expresó su preocupación por la situación de aislamiento en la que se encuentra López quien no ha tenido contacto con sus abogados ni con su familia en más de un mes, ni siquiera luego de que el pasado 3 de mayo se hiciera correr un rumor que señalaba que el López se encontraba en el Hospital Militar de Caracas por delicado estado de salud.

En este sentido, Vivanco expresó en la misiva que no era suficiente el video usado como “fe de vida” transmitido por el programa que conduce el diputado Diosdado Cabello, debido a la “falta de la independencia de los tribunales” y al conjunto de irregularidades que presenta el caso de López.


Prensa Provea