Carlos Patiño | ¿Son iguales todos los informes de la ONU? ¿Acaso el informe de la Misión de Determinación de los Hechos es más contundente que, por ejemplo, el Informe de la Alta Comisionada Michelle Bachelet de 2019? Para responder estas preguntas lo primero que hay que saber es que la Organización de las Naciones Unidas es un organismo complejo con diferentes instancias, mecanismos y mandatos.

En lo referido al sistema de derechos humanos de la ONU, el mismo se divide en tres grandes instancias: 1. La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), 2. Comités Independientes (mecanismos creados por Tratados internacionales, como por ejemplo, el Comité contra la Tortura), 3. El Consejo de Derechos Humanos y sus procedimientos especiales (Relatorías y el Examen Periódico Universal).

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) es la principal entidad de las Naciones Unidas en el ámbito de los derechos humanos. Su misión es la de promover y proteger los derechos humanos en el mundo. Es una instancia permanente. La actual Alta Comisionada es la Dra. Michelle Bachelet.

El Consejo de Derechos Humanos, en cambio, es un organismo intergubernamental dentro del sistema de las Naciones Unidas compuesto por 47 Estados. Tiene la capacidad de debatir las diversas cuestiones temáticas relativas a los derechos humanos. Actualmente Venezuela forma parte del Consejo DH por el período 2020 – 2022.

Ahora bien, las misiones de determinación de hechos (MDH) se emplean para responder a situaciones de graves violaciones de derechos humanos. La MDH para Venezuela fue creada por una resolución del Consejo de Derechos Humanos. La finalidad de este mecanismo es esclarecer la responsabilidad por graves violaciones y combatir la impunidad. La MDH es un mecanismo temporal e independiente de la ACNUDH.

Mediante la Resolución 27-45 del Consejo de Derechos Humanos del 27 de septiembre de 2019, se aprobó: 1. Otorgar un nuevo mandato a la Alta Comisionada para seguir investigando sobre la situación de derechos humanos en Venezuela. 2. Crear una Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos para Venezuela.

En ese sentido, los Informes de la ACNUDH han informado sobre las vulneraciones de derechos económicos, sociales, civiles y políticos. Para 2020 se le dio un mandato más específico, dedicado en especial, pero no exclusivamente, a la independencia del sistema judicial y el acceso a la justicia, y para obtener reparación por las violaciones de los derechos económicos y sociales, y a la situación de los derechos humanos en la región del Arco Minero del Orinoco.

Por su lado, la MDH, conformada por los expertos independientes: Marta Valiñas, Francisco Cox Vial y Paul Seils,  tuvo el mandato de investigar únicamente cuatro crímenes específicos y señalar a los responsables: (1) ejecuciones extrajudiciales, (2) desapariciones forzadas, (3) detenciones arbitrarias, (4) torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Con el fin de garantizar la rendición de cuentas y la justicia para las víctimas, la MDH concluyó motivos razonables para creer que desde 2014 se cometieron Crímenes de Lesa Humanidad en Venezuela. A partir de estos señalamientos, tribunales nacionales o internacionales como la CPI e incluso según el principio de jurisdicción universal, los perpetradores señalados pudieran ser objeto de un juicio que determine la certeza de esta valoración e imponga una pena.

Mientras la ACNUDH, por su mandato, apuntala violaciones a los derechos humanos y la responsabilidad del Estado; la MDH señala motivos razonables de responsabilidades individuales en 4 crímenes específicos. Ambos mecanismos son distintos pero complementarios. La lucha actual de las víctimas y defensores es en pro de la renovación de dichos mecanismos para Venezuela.

@leeficcion

Abogado defensor de Derechos Humanos. Coordinador de Exigibilidad de Provea. Escritor
cronicasinsilio.blogspot.com
@leeficcion