Luisa Pernalete | No hay posibilidad de ingenuidad en este país. Imposible no ver a jóvenes hurgando en la basura para comer algo o no saber que los niños se están muriendo por desnutrición, o enfermedades que se pueden evitar. Todo el mundo conoce alguien que se ha ido a las minas o a otros países…En fin, esta tragedia, esta “Emergencia humanitaria compleja”, y subrayo lo de compleja, no está tocando a todos. Y a la escuela llega todo, y mezclado. De manera que no pretendo decir que con lo que voy a compartir se arreglan los grandes problemas, pero son una muestra de alternativas para mitigar la tragedia/país en escolares. Son sólo “velitas en medio del apagón”, y ¡Cómo ayuda una velita en plena oscuridad!

Mencionemos por ejemplo, los Liceos de Vacaciones, de la un sector de La Vega, en Caracas. Hace  décadas, el Grupo Utopía, como resonancia de las Olimpíadas de Lengua y Matemática organizadas por el Padre Jean Pierre Wyssennbach, SJ, empezó a desarrollar estas jornadas de refuerzo escolar, en esas áreas básicas, con juegos instructivos y muchas estrategias creativas,  con la particularidad de que los “docentes” eran, y son, estudiantes de bachillerato que se anotan para ayudar a otros alumnos más pequeños. Pues me comentaron esta semana que a pesar de la ausencia de su fundador, en un sector de La Vega, continúan los Liceos de Vacaciones.

También en La Vega, el colegio Andy Aparicio, de Fe y Alegría, se están preparando para una Plan Vacacional con actividades recreativas, con niños, niñas y adolescentes de primaria y educación media. “Queremos hacer algo bueno, de calidad. Este año  ensayaremos con una muestra de alumnos y el próximo año lo ampliamos”,  me dijo una profesora  del equipo directivo. Y agregó que el programa Alimentando a la solidaridad, mantendrá abierto el comedor para 120 niños.

Pasemos a Fe y Alegría Guayana. Acaban de tener sus Olimpíadas de Lengua y Matemática. Mil alumnos de 15 escuelas, presentaron sus pruebas en junio. “Los índices mejores que en otras ciudades del oriente”, me comenta Wyssen, ahora con sede en Maturín. Y con ese ánimo, 5 centros se están preparando para su Liceo de Vacaciones y es decisión de Fe y Alegría impulsarlos en todas las zonas. Por su parte, en Ciudad Bolívar, los 6 centros educativos del corazón,  se incorporan al Programa de Madres Promotoras de Paz, finales de julio y principios de agosto. ¡Con todo el cansancio del año y se anotan en esta época a  formar madres que a su vez, se sumarán actividades de las escuelas! Si te ganas a las madres,  te ganas a los hijos, y los ahijados. Hay futuro.

En el Zulia serán 14 las escuelas que permanecerán abiertas con planes de recreación, con planes alimentarios. Además del Centro de Formación e Investigación “Padre Joaquín” que celebrará su plan Mi amigo El Tucán, con madres y niños vecinos. Este año dedicado el tema de la salud. Se dice rápido. Las imagino con esos apagones prolongados, haciendo milagros para no desmayar. En realidad, en todas las zonas hay centros que se han sumado, una semana, todo el mes…

Vayamos a Barquisimeto. La escuela “Monseñor Romero”, de Fe y Alegría, ubicada al norte de la ciudad, ya avisó: se mantendrán en julio y agosto los programas “Flores de la Esperanza” – con niñas de alto potencial, cultura de paz a través del arte -, “Madiwa” – rugby para los chicos “difíciles” – y “Haré-Paz”, alimento para los niños con problemas de desnutrición. Y el colegio también atenderá a los nuevos de grupos de Madres Promotoras de Paz que han comenzado a formarse. Esto se dice rápido, pero tener abierta la escuela con 4 programas, supone un montón de gente voluntaria atrás que los garanticen.

Terminemos este recorrido con huellas, el movimiento juvenil surgido en la Compañía de Jesús y extendido a muchos centros de Fe y Alegría en casi todo el país. Tendrán campamentos para jóvenes en varias ciudades de Lara y Aragua al menos. Este movimiento forma líderes,  fomenta la ciudadanía en esas edades en las que las bandas delincuenciales activa la recluta para captar chamos a sus filas. ¿No es maravillo ese trabajo de prevención y acompañamiento?

Sumemos a lo anterior, la campaña emprendida por Fe y Alegría para recoger útiles escolares que puedan garantizar un lápiz y un cuaderno a los estudiantes para el próximo año escolar… Sumemos las escuelas que inventarán cualquier actividad que sirva de excusa para que haya niños que tengan alguna merienda. ¡Pleno empleo de pura solidaridad!

Piensen que este año escolar, con suspensiones de clases por mandato del CNE – olvidando que los derechos no pueden competir entre sí-; año con el drama de los “niños dejados atrás”, esos que se han quedado con la tía, la abuela, la vecina, la hermana mayor, porque sus padres se han visto en la necesidad de ir a trabajar a otras partes y que se sienten abandonados, tristes; año con renuncias de docentes porque el sueldo no les da para vivir y con ello se recargan las responsabilidades de los que se quedan… En fin, el agobio de un país en emergencia no reconocida por sus autoridades, con lo cual se incrementa el agobio… En este país, mi país, tu país, estas iniciativas que ayudan a acompañar la orfandad de los niños solos, de las madres cansadas por la carrera diaria de obstáculos, son como  el rocío de la mañana, como agua fresca en pleno desierto, como brisa en el verano que sofoca.

No hay ingenuidad. Lo descrito  no detiene la inflación, hay que seguir exigiendo al estado que cumpla con sus obligaciones, pero este país posible, anima a continuar caminando erguidos. No hacer el bien teniendo oportunidad de hacerlo, es pecado de omisión. Súmese a algo usted también.

Educadora, promotora de la convivencia pacífica y la defensa de los DDHH
@luisaconpaz