Carlos Nieto Palma | La dictadura venezolana cada día que pasa se torna más represiva y sanguinaria, su lucha por permanecer en el poder está costando la vida de muchos venezolanos, en su gran mayoría muy jóvenes, cuyo único delito es querer vivir en una Venezuela libre y democrática donde el norte del trabajo sea el respeto de los derechos humanos de los ciudadanos.

Cuando esta pesadilla que hoy vivimos los venezolanos se termine, que estoy convencido que será muy pronto, el dictador y su camarilla tendrán que responder ante la justicia por todos los asesinatos de jóvenes inocentes que han muerto como consecuencia de sus órdenes de perseguir, atacar y reprimir a todo el que piensa diferente y que simplemente ejercían un derecho que le otorga la Constitución Nacional como es el derecho a la protesta pacífica.

Maduro no solo responderá por los asesinatos de inocentes que funcionarios del Estado, que siguiendo sus órdenes se han cometido, sino por haber convertido a Venezuela en uno de los países del mundo donde más se violan los derechos humanos, por el enriquecimiento ilícito de él y su gente, además de enfrentar las graves denuncias que por narcotráfico pesan sobre altos personeros del gobierno.

El dictador venezolano y su manera de actuar si dudas tiene su gran inspiración en Fidel y Raúl Castro además de equipararse con nefastos personajes como Robert Mugabe de Zimbabwe y Kim Jong-un de Corea del Norte.

En las últimas protestas contra la dictadura venezolana que se iniciaron los primeros días de abril luego de que el Tribunal Supremo de Justicia emitiera dos sentencias que dejaron sin poderes a la Asamblea Nacional y otorgaba nuevos poderes al mismo Tribunal Supremo y al Presidente han sido asesinadas 57 personas (Cifras al miércoles 17/05/17) por órdenes del régimen de reprimir a los manifestantes.

Los venezolanos no podemos olvidar a estos hombres y mujeres que son mártires de esta represión desalmada que la dictadura ha iniciado en contra de todo el que piensa diferente: Jairo Johan Ortiz Bustamante, Daniel Alejandro Queliz Araca, Miguel Ángel Colmenares, Bryan Principal, Gruseny Antonio Calderón, Carlos José Moreno, Paola Andreina Ramírez Gómez, Niumar José San Clemente Barrios, Mervins Fernando Guitian Díaz, Ramón Martínez, Kevin Steveen León Garzón, Francisco Javier González Núñez, William Heriberto Marrero Rebolledo, Robert Joel Centeno Briceño, Jonathan Meneses, Elio Manuel Pacheco Pérez, Stivenson Zamora, Jairo Ramírez, Yorgeiber Rafael Barrena Bolívar, Kenyer Aranguren, Albert Alejandro Rodríguez Aponte, Manuel Pérez, José Ramón Gutiérrez, Ángel Lugo Salas, Estefany Tapias, Natalie Martínez, Almelina Carrillo Virguez, Renzo Rodríguez Roda, Jesús Sulbarán, Luis Alberto Márquez, Johan Medina, Christian Humberto Ochoa Soriano, Juan Pablo Pernalete Llovera, Eyker Daniel Rojas Gil, Carlos Eduardo Aranguren Salcedo, Yonathan Quintero, Ángel Enrique Moreira González, Ana Victoria Colmenares de Hernández, María de los Ángeles Guanipa Barrientos, Armando Cañizales Carrillo, Jesús Asdrúbal Sarmiento, Gerardo Barrera, Luis Eloy Pacheco, Daniel Gamboa, Carlos Mora, Hecder Lugo Pérez, Miguel Joseph Medina Romero, Anderson Enrique Dugarte, Miguel Fernando Castillo Bracho, Luis José Alviarez Chacón, Diego Hernández, Yeison Mora Castillo, Diego Fernando Arellano Figueredo, José Francisco Guerrero y Manuel Castellanos.

Todos estos venezolanos, salvajemente asesinados por luchar por un país diferente los debe llevar el dictador Maduro en su conciencia y muy pronto tendrá que responder ante la justicia él y sus brazos ejecutores por todas las violaciones a los derechos humanos que han cometido, ninguno puede olvidar que las violaciones a los derechos humanos no prescriben nunca y en algún momento les tocara responder por lo que le han hecho a los venezolanos, deberían de verse en el espejo de Fujimori en Perú, un destino similar le espera a los esbirros del régimen.

El esfuerzo de todos en la comunidad hemisférica es no ser cómplices con un silencio irresponsable de los asesinatos y las violaciones de derechos humanos por parte del régimen

El mundo entero tiene puestos sus ojos en Venezuela y ve con preocupación la actuación de la dictadura, muy claro ha sido el secretario general de la Organización de Estados Americanos Luis Almagro quien ha dicho contundentemente “El esfuerzo de todos en la comunidad hemisférica es no ser cómplices con un silencio irresponsable de los asesinatos y las violaciones de derechos humanos por parte del régimen, no permanecer ajenos e indiferentes a la muerte de civiles en manos de la represión, sino exigir el cumplimiento de la Constitución, de alcanzar una salida democrática para la crisis del país y que los venezolanos decidan su destino en elecciones generales anticipadas”.

Los venezolanos seguimos en la calle ejerciendo nuestro legítimo derecho a protestar pacíficamente y exigir el retorno a la democracia, finalizo citando a Nelson Mandela en una de sus célebres frases “Protestar! Esta es nuestra única alternativa…nunca el opresor concede la libertad voluntariamente”.

Abogado y Coordinador de la ONG “Una Ventana a la Libertad”. Es columnista del diario El Nacional
@cnietopalma