Marino Alvarado | La resistencia contra la dictadura avanza. Poco a poco se suman en todo el país personas a rechazar las arbitrariedades del gobierno. Pero el gobierno no está cruzado de brazos, usa todos sus recursos y poder para tratar de intimidar. Reprime cada vez más. Sin embargo, y es una característica resaltante de las protestas, el pueblo no se intimida ante el despliegue y acción de las fuerzas represivas.

En esta lucha de resistencia civil hay que ser muy inteligente. No usar la violencia es fundamental. Resistir a la represión en legítima defensa es una cosa, pero tomar la iniciativa de acciones violentas solo favorece al gobierno. Aspira que en cada protesta algunos realicen actos violentos, para descalificar las movilizaciones y afirmar hay una agenda de violencia. Soy un convencido que muchos de quienes actúan con violencia lo hacen por exceso de motivación y porque creen así aportan más a la lucha. Se equivocan. Le hacen un favor a quienes gobiernan. La lucha debe ser pacífica, firme, unitaria, audaz e inteligente.

Uno de los propósitos del gobierno de esta ascendente lucha contra la arbitrariedad y el autoritarismo es desprestigiar personas y al colectivo. Por ello se debe ser muy cuidadoso a la hora de difundir información. Verificar fotos. Quien no lo sepa puede buscar en google un tutorial como hacerlo. Es sencillo. Al tomar una foto y enviarlas por las redes es recomendable colocar fecha y lugar. La maquinaria del gobierno puede empezar a difundir fotos falsas para después decir que ese es el estilo de quienes se le oponen, difundir mentiras. Así, que es mejor actuar con cautela. Igual puede difundir mensajes que inciten a la violencia solo con el objetivo que divulgues y luego justificar cualquier detención acusándote que incitas a la rebelión.

Los mensajes deben ser incluyentes, sin descalificar y estimulando participen de los justos reclamos que hoy se exigen

La lucha debe ser con sentido democrático y de tolerancia. Es tiempo de tender puentes con aquellos que aún por distintos motivos siguen apoyando al gobierno, pero son afectados como el resto de la población por los males que hoy nos aquejan. Por ello los mensajes deben ser incluyentes, sin descalificar y estimulando participen de los justos reclamos que hoy se exigen.

Tenemos un gran proyecto nacional que es la Constitución. Ella debe ser nuestra guía y la que nos ayude a unificarnos. A su defensa debemos convocar la mayor cantidad de personas.

Las dictaduras en el Continente, en distintas, épocas han sido derrotadas no solo porque hubo decisión en la lucha, sino también porque se tuvo la capacidad de unir la mayor cantidad de voluntades democráticas. No estamos ante una lucha fácil, pero estamos en la lucha justa y con posibilidades de victoria. Sigamos adelante.

Abogado y activista de Derechos Humanos
@marinoalvarado